Buscar en este blog

lunes, noviembre 07, 2016

Acuario

el edificio era azul o celeste o verde como abajo del mar o como si las paredes fueran de peceras y todo fuera un gran acuario. Gigantesco. El edificio es gigantesco, sí. Estabas adentro de mi casa pero también al final del pasillo, una especie de perseguidor, de sombra, de fantasma. Como atravesado por agua, como abajo del mar. Y yo me enojaba.

No hay comentarios.: