Buscar en este blog

lunes, diciembre 15, 2014

nunca pude escribirte como me hubiera gustado
ni en el instante más terrible
ni cuando el tiempo ya había pasado
solo sigo teniendo la bola esa en la garganta
y sigo sin poder escribirte todo lo que quiero
o lo que creo que merecés que te escriba
o lo que sea
porque todavía sigo sin entender por qué estás muerto.

No hay comentarios.: