Buscar en este blog

jueves, abril 03, 2014

Tinbox shaped heart: Un tumblr sobre latas.

¿Sabían que colecciono latas?
¿¿LATAS?? Sí, latas.
Empecé a coleccionar latas de a poco y casi sin darme cuenta, en marzo del 2009. El 18 de marzo levanté una lata de Okebón de la calle. Me gustaba, no solo que fuera una lata, sino también el estado semi-oxidado que presentaba, un aspecto antiguo y muy estético que me obligó a levantarla y meterla en mi cartera. Lamentablemente esa lata se transformó en una maceta. Al año siguiente me encontré unas latitas beige en Parque Avellaneda, en frente de donde trabajaba. Una que decía "té" en verde y tenía una tetera del mismo color, otra que decía "café" en naranja con una cafetera a tono. En ese entonces me quedé con la de café para usar de portalápices y le regalé a mi entonces novio la de té, ya que es un fanático del té. Para ese mismo año, conseguí dos latas de té bastante viejas. Sin embargo, fue recién en 2012 cuando decidí comenzar, formal y seriamente, a coleccionar latas. Eso implicaba tratar de conseguirlas vía amigos, familia o pareja y sobre todo ¡comprarlas!. Sí, como lo escuchan, empecé a comprar latas vacías. Para la misma época, hablando del tema, me entero de que una amiga tenía el mismo interés que yo en las latas (más allá de muchos muchos intereses que compartimos) y decidimos hacer, juntas, nuestra primera compra "grande" de latas: un lote de 20 latas a un precio bastante bajo. Dividimos diez para cada una. A partir de ahí, todo creció a pasos agigantados. Desde ese entonces compré lotes, compré latas individuales, levanté latas de la calle y recibí muchísimas de regalo: de mis amigxs, de mi papá, de mi novio (un montón). Nuevas, usadas, viejísimas (mis favoritas), nuevísimas. Llegué así a 73 latas. Colecciono particularmente las (como le digo yo) de packaging, es decir aquellas que sirvieron originalmente de "caja" de algún producto comercial determinado, sin embargo tengo otras que eran simples contenedores originalmente vacíos y que por lo bellas que son, decidí tenerlas también.
Hoy, en base a todo esto, inauguro mi primer blog de coleccionismo, en donde podrán encontrar algunas fotos de mis latas y muchas fotos de otras colecciones alrededor del mundo. Se los dejo acá, para el que quiera conocer un poco más del mundo de las latas:

3 comentarios:

Bella Rodriguez dijo...

Me encantan las latas, nunca se me ocurrió coleccionarlas pero tu colección se ve increíble. Ya te sigo en tumblr :)

Saludos!

Agost dijo...

Ahí te sigo.
El problema con coleccionar latas es el lugar que ocupan...yo conservo algunas de la infancia, y una amiga me regala siempre latitas de caramelos que compra en san francisco. Por ejemplo: http://instagram.com/p/X81mybA_N2/
Me gustaría regalarte alguna lata, pero no sé por dónde vivís.
Siempre apoyo el coleccionismo.
Besos

Agost dijo...

Bueno, cuando tenga algo para darte arreglamos entonces!
Besos