Buscar en este blog

domingo, junio 16, 2013

voyeur

 Ciertos reyes no viajan en camellos,
ellos andan al tranco del amor.
El pibe de los astilleros - Los redondos


la mirada fascinada
ante el poder del otro
ante la fuerza irrefrenable
del triunfo ajeno

ver o imaginar
oir el relato
o presenciar el acto
es lo mismo
si se sabe que ahí,
que así
el cuerpo
somete y doblega
y que no soy la única
que se deja derrotar

porque es guerra
y el campo de batalla
se recorre desnudos
y se admira
a quien vence
a quien se impone con rabia

ellos saben como
conquistar
el amor
de la expectante:
con los brazos firmes
y la piel
gritando victoria.



2 comentarios:

charles washington Duke dijo...

So come and buy my toys.

Maria dijo...

Me gusto mucho tu entrada:llegar al final, también llamado "acabar". Creo que leerlo fue reconocer sensaciones que senti en palabras. Es bueno, y no, que pase a veces. Que estes muy bien!