Buscar en este blog

miércoles, abril 10, 2013

Nymphet

ahora juego a ser la niña,
vestido rosa impecable
los moños,
la falsa inocencia
para ver si te despierto,
asesino,
el instinto criminal
y escuchás perdido en el tiempo
mi primer capricho
"¡así no, así no,
me tenés que tratar mal!"
te decía
malcríada,
 retorciendome en la camade mi primer hotel;
ahora intento con mis ojos
mirándote fijo desde abajo
con la boca chiquita entreabierta
y el juego de degustar sorpresa
 pedirte de otra forma
que me lances de nuevo
al mundo terrible y extático,
del que fui expulsada,
a la tormenta agridulce
desde donde el viento
a vos
me trajo.

1 comentario:

Agost dijo...

lo que me dijiste es tal cual...vos tenés la ventaja de manejar las palabras como si fueran una parte del cuerpo