Buscar en este blog

domingo, febrero 03, 2013

Primer escorpio

 A una chica que no sabe que le escribo esto.



cuando teníamos 13 años
nos creíamos idénticas
sorprendidas notábamos
que compartíamos
el mismo talle de pantalón
el mismo color de pelo
y el mismo amor.

vos eras la triunfante
y yo soñaba con llevar al límite
lo que me acercaba a vos
tenías lo que yo quería
y por eso compraba
tus iguales accesorios,
anillos, pulseras, hebillas
y me cortaba el flequillo como el tuyo
metiendome en tu molde
para ver si conseguía
un beso furtivo
de quien quería besarte a vos
o al menos un "te quiero"
o al menos tus historias de noviazgos
por teléfono y de un día
pero tan lindos y sinceros

fuiste la primera
que me llevó por los campos
de la otredad,
de la transformación solitaria
de la obsesión gemela
la que me hizo conocer
-yo tan virgen-
el sentimiento de ser nada
la necesidad de la copia

una vez
-hace diez años-
me invitaste a tu cumpleaños;
era en tu casa y me recordó
terriblemente a la mía
con toda esa madera y escalera
vi a tu padre y su bigote
me recordó
terriblemente al mío
con su bigote y lo italiano
metido por las venas y la piel.

y ahora
que ya hace tanto que no te veo
ni te cruzo por la calle,
que sos el recuerdo en unas fotos
un ligero "esa fue mi compañera",
tengo que decirte
(y  no se como)
que algo parecido a la tristeza
o a las ganas de abrazarte
me punzó la garganta cuando supe
que la muerte te había arrancado
una de las alas

pero a mí más que abrazos
o pésames que no vienen al caso
me salen los versos
-y es lo único que puedo pero necesitodarte-
como hace diez años,
cuando empecé a escribirlos
cuando quería ser vos.



3 comentarios:

Bell dijo...

Me conmovió mucho. Hermoso. Un abrazo :-)

Gonzinko dijo...

Una confesión arrolladora. Y los caminos de la vida claramente separados

Pablo Schipani dijo...

Y esa última estrofa, líricamente bien arriba!!!