Buscar en este blog

domingo, octubre 14, 2012

Masoquismo

la angustia es el pájaro que devora el aire
que nutre la vida
ave de rapiña que se arroja voraz
sobre la sangre de la tristeza y la ansiedad

hay una mujer que muere de frío
y se ahoga en su propia costumbre
de amar más de la cuenta
y ciegamente
de dar sin esperar
retribución a cambio
mujer amante, mujer santa
se entrega en carne y alma
a los infiernos más evidentes,
escribe las muertes anunciadas
con su propia bilis silenciosa
sobre su piel blanca
y con las lágrimas que se condensan
en el fondo de la garganta.

imaginala, pobre muchacha,
dejándose apagar de a poco
dejándose atar al mástil
de sucesivos naufragios
con los ojos vendados
y la resignación mártir
con la boca morada
de tanto besar y gritar
con el sueño iluso de la felicidad
en la confianza restaurada del sacrificio
y el egoísmo como campo desconocido
para tanta santidad

cordero degollado desnudo,
mujer, a la muerte caminaste
consciente de cada paso,
obnubilada por el gusto
amargo y necesario del dolor
y hasta pediste a gritos
la muerte
antes del que el verdugo
hiciera su truco final.

todo, mujer
la noche perpetua,
la tormenta,
el fuego abrasador
la pena inmensa,
no es más que obra tuya
todo,
tu desdicha eterna
y tu amargura
es la condena que elegiste,
una y otra vez
desde que pudiste.









1 comentario:

Brian Janchez dijo...

si tecnopolis fuera una telo, te recomendaria la parte de los dinosaurios.

siempre muchas gracias por pasar!
brian.