Buscar en este blog

sábado, junio 16, 2012

Concurrencia recursiva

las facetas del sexo
imaginemos que haya cuerpos
unidos por un punto
o mejor dicho que haya cuerpos
y el punto solo una el resto
de lo que dice la definición
sangre, sudor y lágrimas
son meros componentes
lo formal de toda suma
lo necesario para el juego
y después llenemos el referente
con lo que venga a suerte
porque un libro puede ser
ese o aquel pero siempre contenido
y siempre tapas y costuras;
qué me importa si el de la derecha
 o la izquierda
si lo toco o si lo leo
qué me importan los nombres
si decís que se parecen los hombres
cuidado debí haber tenido
con tus palabras pues bien sé
que contrario a toda teoría
moderna, reflexionada
tienen la capacidad, peligrosa
de moldear las realidades
y los modos de observar.
yo sin querer te escuché,
¡ay de mí como siempre!
y ahora no puedo evitar
que en sueños mi ceguera
haga estragos
y que en la vigilia que vuelvo locura
por mera inconsciencia,
o vértigo en la altura
no pueda saber si toco
a quien se acuesta al lado
o a quien se acuesta lejos
no pueda saber quien me roza
si uno, si otro, si hay diferencia
si separados o concurrencia
borramiento de los límites de sentido
de los límites de identidad
borramiento de las fronteras entre países
y del tiempo metido a la fuerza
y borramiento, sobre todo
de la necesaria certeza
la culpa ¿de quién?
la música
o el humo
o como siempre
la tengo yo
que con tanto doble en la ciudad
y con tanto sintagma recursivo
y con tanto dedo en la llaga
y tanta memoria viscosa
no sé ya nada de nada
ni siento tampoco,
más que el miedo
de habitar
mil veces
el mismo infierno.





No hay comentarios.: