Buscar en este blog

domingo, mayo 13, 2012



¿cómo se llega a querer?
nunca sé como quiero
ni si quiero
ni porqué quiero
ni si en realidad
simplemente no me gusta
más que nada
jugar con fuego.



y me plantean las preguntas
así, sin anestesia
yo me río y me cambio el nombre
repaso pasajes de la biblia
¿por qué sos tan complicada, María?
pero esa es otra pregunta
¿por qué sos tan complicada, María?
porque a mí me gustan los espejos 
y los laberintos
por eso juego un rato con los adornos
y sigo escupiendo para arriba,
porque me aconsejaron que dejara de hacerlo
porque soy un múltiplo de tres,
bisiesto,
porque puedo mirar con esos ojos
y decirlo con las manos en silencio 
buscar las casualidades pequeñas
las gigantes, las medianas,
las viejas y las nuevas

¿por qué sos tan complicada, María?
la puta madre, yo lloré en tus brazos
¿no te acordás? ahora pregunto yo
me tuviste temblando;
si soy tan complicada
es porque quizás busco reemplazo
a ver, no sé de qué reemplazo
si yo ya soy consciente de tanto...
aunque invente los reflejos
así invertidos o tan idénticos
las alturas,
la ropa sucia,
y mirá, si hasta en fotos
en ese ángulo...
¡sí, soy yo la peor de todas!
¡yo ya no quiero, yo ya no amo!
¡no me pidas otro beso, otro abrazo!
¡y no me mires con esos ojos,
te lo digo bien alto: yo ya no amo!
¡la puta que te parió, no te estaba escribiendo!
¡estaba escribiendole al aire y te me metiste de nuevo!
por eso soy tan complicada
porque te dejé entrar en mi vida;
mentira, nunca te abrí la puerta
apareciste haciéndote pasar por chiste,
payaso;
y después te me pegaste a los huesos
yo no te quería decir nada más, ahora
en realidad buscaba respuestas
para lo que nadie se explica,
ni yo,
pero soy tan complicada
tan enredada
que si tiro un poco
y me aflojo
cae tu nombre 
y tu cara
lo  mío es un vaivén continuo,
siempre balancénandome
¿por qué sos tan complicada, María?
nunca me vas a dar la respuesta
pero seguís repitiéndolo
yo llorando, agarrada a vos
todo el tiempo
sobre la cama.

No hay comentarios.: