Buscar en este blog

lunes, abril 16, 2012

Los mundos se empiezan a pisar, ves las calles con tus huellas, las mesas ¡las mesas! e imaginás que las manos se posan sobre las tuyas pasadas recientes, se cruzan los universos; el tiempo exacto que podés decir ahora porque sí, porque en secreto sabés que no fue así. Has estado ahí, te conocieron las veredas, las esquinas, las escaleras. Has visto ese cielo, los mundos se empiezan a pisar. Eventualmente es elegir o vestir una máscara, desconocés qué espacio queda aún a salvo de los ojos. Ante palabras comprende uno que el peligro acecha todo el tiempo, como un dejavú vertiginoso, mezcla de años, mezlca de vidas. Son los mundos, los caminos y los universos tantos y pueden resumirse en solo un cuerpo; pueden resumirse eléctricamente en la la ciudad que se vuelve piel.

No hay comentarios.: