Buscar en este blog

sábado, abril 28, 2012

Ay, 


si duele tanto
 verte morir como sentirte vivir 
siempre adentro, 
siempre en mí


Ay,


si rechinan los dientes y la piel
en el frío y la humedad
las estaciones, las veredas
las paredes y la soledad


Ay,


si los viernes van a ser
con el otoño tan helados
y vas a desvanecerte, lentamente
y yo, llorándote, porque


(Ay)

duele tanto
verte morir como sentirte vivir
siempre adentro
siempre en mí.

2 comentarios:

ailén.- dijo...

pero mientras muere lo hacés literatura. creo que es negocio.

Agost dijo...

ay, gracias!
leyendo el comentario de arriba pensaba...vas a publicar algo?