Buscar en este blog

viernes, febrero 17, 2012

Veneno

Le puedo escribir mentiras a tus ojos, sacarlos de sus cuencas con cucharas y guardarlos en formol para mirarlos y que me miren y me atraviesen como sables venenosos, justo en el medio del final de las costillas. Puedo decir que son de agua o son tan verdes como el verde eterno que se repite constantemente en mi historia o que dicen lo que no te digo o no me decís y que con eso basta para dejar en claro que cualquier roce sería una bomba atómica devastante pero cargada de la libertad de este mundo nuevo.
Pero estaría siempre hablando de tus ojos que no son vos, que no son tu nombre desconocido y todo el resto de lo que ignoro. Te desarmo, te deconstruyo y extraigo de vos lo único que basta por sí mismo para generar estos renglones estúpidos; este mero placebo para toda la tristeza inerte que realmente me adormece, todo aquello que intento tapar con tus ojos, tu mirada y con las espadas que no son nada. No es remedio porque no cura, tu mirada es morfina para mi agonía.

2 comentarios:

Daniela Schorwer dijo...

Hola! no conocía tu blog, eso lo escribiste tú? si es que sí, deberías dedicarte a escribir, porque de verdad me sorprendió, esta MUY bueno.

Te sigo, besos!

www.rojoanaranjado.blogspot.com

Claire Vázquez dijo...

Gracias por tus lindos comentarios!! me encantan todos cielo!!
Un besito enorme; Claire.
c.o.c.o.