Buscar en este blog

miércoles, febrero 29, 2012

Parca

Ya no quiero estar muriendo,
gerundio;
quiero un verbo perfecto que ponga fin
a tanto dolor inmundo
y si me tengo que morir, que sea de repente
y sin agonía,
acostarme una noche
y que nunca vuelva el día.

No hay comentarios.: