Buscar en este blog

martes, febrero 21, 2012

días y días que suman semanas y ya suman...

sentada desnuda en el piso
helado
que -desnudos-
supo ser nuestro
mis rodillas alcanzan mi rostro
y si tiemblo
no es de placer sino de agonía
porque me invade tu ausencia
hasta el final del alma
y más allá de él también

en cada ser que no sos
descubro que nadie va a ser vos
intento anestesiarme pensando
que todo hombre con tu nombre
se te va a parecer, al menos
y ni siquiera logro consolarme
en esa coindencia identitaria
porque nadie puede igualarte
me aterrorizan tanto estos extraños
y son ínfimos al lado de vos
tengo los brazos entumecidos
de tanto no abrazarte
y en la piel en la que no posás los labios
viven las moscas
y siento tu aroma en mi pelo mojado
ese perfume a cuerpo y a humo
y te extraño, te extraño
te extraño
no soporto tu silencio
y tampoco tus palabras
que me hacen creer en sueños,
en inventos macabros de mi mente
en torres imaginarias
de resabios y neblinas

siento que me resbalo, amor
cuando estoy en el cielo me hundo en el mar
ojalá lo único salado fueran sus aguas
y no los surcos de mi cara vacía
de mi rostro perdido
desearía estar siempre en lo alto
no soltarme de repente
y sentir en mis venas una muerte
que no es muerte porque sigo viva
viva y atada a esta desdicha
que arremete tenaz y constantemente
como la marea creciente

y te extraño, te extraño
te extraño
te extraño
te extraño
te extraño





4 comentarios:

ailén.- dijo...

cada vez escribis mejor mery.

después pasa. todo pasa.

Vandal Savage dijo...

Y además de bien, estás escribiendo mucho! Cada tanto paso, y siempre encuentro muchos textos nuevos

Javier dijo...

emo

Agost dijo...

a tanta habilidad no llego

otra habilidad que no poseo es la de apreciar la poesía, ya sea rima o arrima
siempre digo que no me gusta, pero probablemente sea que no la entiendo