Buscar en este blog

viernes, febrero 03, 2012

Diario de un viaje propio, día 7

Anoche por primera vez en la vida quise que me dieran algo para dormir. Al final no lo necesité, pero el ataque de nervios (y el dolor de panza) era tal que lo sentí irreal, horrible. Finalmente me dormí. Hoy a la mañana persistía el dolor, así que mi desayuno fue un maldito té.
Tuve una tarde agradable en una casa cerca del río con una profesora de la universidad de acá. Ahora en veinticinco minutos parto para tomar el micro a mi casa, sola sola sola. Afortunadamente el sábado por la noche mis amigas vienen a pasar la noche, cosa de no estar triste (?) y el sábado por la tarde voy a realizar alguna adquisición permanente que decidí esta semana.
Supongo que aprendí cosas en esta semana. Supongo que tomé decisiones. Habrá que ver.

No hay comentarios.: