Buscar en este blog

viernes, enero 20, 2012

Disease

Ni siquiera es esa violenta que te arroja a las más feroces garras, ni los espasmos de locura ni los golpes ni las manos que ahorcan.
Es una agonía, una enfermedad anunciada por el silencio y la desidia. Aquí yazgo, esperando la desconexión letal, con una tristeza infinita pero quieta, quieta y lejos.





O quizás no haya enfermedad, mera hipocondría paranoica solamente. Resta esperar el diagnóstico último, la verdad.

1 comentario:

El Poeta Maldito dijo...

Enfermedad o no, se percibe algún tipo de caos.

Saludos.