Buscar en este blog

sábado, diciembre 17, 2011

Resplandor

Si detrás de tanto deseo
no existiera el miedo
de que por siempre
por siempre
por siempre
en el cuerpo;
pero ¿por siempre?
¿me sorprendo?
¿acaso es nuevo?
si al fin y al cabo
-humeante herida-
no hay tiempo
desde siempre
para siempre.

No hay comentarios.: