Buscar en este blog

miércoles, diciembre 28, 2011

28 de diciembre

Hoy le dije a alguien que no se debe creer en nada de lo que te digan ni suceda el día de hoy. Sin embargo, apenas las liberé, sentí que esas palabras eran falaces: un día como hoy volviste, reapareciste, caíste en mi camino, nos cruzamos; lo que sea que haya sucedido, pero sucedió un día como hoy. Estúpida yo, infeliz, si no hubiera tomado ese encuentro como cierto, si me hubiera tomado a la ligera tu aparición en la vida. Paradójicamente, es una de las cosas que más en serio me tomé y me sigo tomando.
Que la inocencia me valga.

2 comentarios:

El Poeta Maldito dijo...

El día de los inocentes.

Salud.

Agost dijo...

citando a dos de mis series preferidas..."trust N. 1" y "everybody lies"