Buscar en este blog

domingo, octubre 23, 2011

infartos

Hay una muerte inminente, caminar es el proceso que nos lleva hacia el final. Los fuegos extinguidos ¡ah! todavia no saben si llorar o si gritar.
Las piedras y el siempre lo mismo, nunca jamás el compromiso ni el mirar bien. Argumento cero, pura caramelización de la idiotez. Viajé mil kilómetros con puras palabras, ahora solo toco hologramas (o el holograma soy yo y nadie me toca).
Ahora solo veo caras bellas, hedonismo visual, vacío el resto. Habría que esperar a que la sangre vuelva a nutrir, como otrora, o marchitarse en el mientrastanto.

A veces
a la distancia
veo mi tumba
y en ella
solo yo.

2 comentarios:

El Poeta Maldito dijo...

"Ahora solo veo caras bellas, hedonismo visual, vacío el resto..."

Crítica social o me parece? Está muy bien, coincido y me gusta.

Los versos finales me parecieron muy a lo Pizarnik.

El Poeta Maldito dijo...

No estuve tan errado aunque es llamativo que usted no lo haya premeditado, da un poco esa impresión.
Igual con eso no quize decir que sea bueno o malo, a mi me gusta Pizarnik, no tanto como para idolatrarla, a veces se la idealiza demasiado, que se yo.