Buscar en este blog

domingo, septiembre 04, 2011

Hombre ausente

hay días
-que son todos-
en los que ruego que se vaya
como te fuiste vos
el dolor

es más fácil gritar pero no lo hago;
sé que la tierra y las cenizas
no escuchan los improperios
hacia la injusticia
ni tampoco oyen
las desgarradas exclamaciones
que anhelan
el fin de la tristeza

prefiero hablarte en silencio
sentirte en el nudo de la garganta
cuando veo a cualquiera que podría ser vos
(pero no lo sos)
adaptarme a la certeza
de que no vas a volver
tu ausencia detiene el tiempo,
todos los días todos los meses y los años
son como el maldito primer momento.

2 comentarios:

Reptile dijo...

Siento que alguna vez, alguna Vicky, podría haber escrito algún poema como este.

Empatía.

El Poeta Maldito dijo...

Maravilloso, me encantó.

Lamentablemente me hizo sentir identificado esa ausencia.