Buscar en este blog

miércoles, agosto 03, 2011

Carabelas voladoras

la distancia, el continente
¿barbarie o civiliazación?,
la tierra lejana te transformó
en el guardián ciego de las tierras,
por el viejo mundo,
colonizador.

y la América sin cadenas
-cuando América supiste ser-
ahora recibe desde el mar
los embates de tu virreynato
como si hubieran inyectado en tus venas
libres
la sangre de la tiranía
las células de la dominación

pero América mujer
no es mujer dominada
es carne es hueso es fuego
es caldero mágico, es libertad
y cuando el océano no te engulla
y las alas no te aplasten
volverás a ella y al salvajismo
a lasupuesta inmoralidad
cristiana
de las raíces bellas, puras
donde las únicas amarras
son las rotas cadenas,
rotas.



1 comentario:

Reptile dijo...

Juremos con gloria morir, no?

Me gusta la idea de América como una mujer, me gusta mucho.