Buscar en este blog

domingo, mayo 29, 2011

El cuento de la buena pipa

Voy a decir otra vez lo que mil veces dije:

como para no hundir en el olvido se canta,

yo te canto día mío para librarte de la muerte.


Todas mis derrotas (todas) se resumen en una fecha. Todas mis guerras perdidas fueron en el mismo campo, el tablero y las preguntas supieron signar mi locura, tus ojos, el arma más horrosa, tus labios el cianuro más letal. Si te puedo decir ad infinitum ahora que sé que quiero decir, que los mundos fueron otros desde el día en que colisionamos, también puedo decirte que no voy a dejar de escribir sobre la tarde de invierno con más veranos. Vos podrás decirme que te cansaste de esta cantinela, y tantos motivos tenés (¡tantos!) pues para esta infamia ya no tengo palabras nuevas.
Y no voy a tenerlas, nunca jamás. No voy a poder inventar un léxico que me permita decir en una sola oración que las nubes no llovían, que la calefacción sobre mí vomitaba, que si todo fue negro no fue casualidad, que ese botón casi te cuesta la vida, que ese tapado casi me quita la mía, que tuviste tanta suerte porque a mí me abandonó, que no caigo en la misma trampa dos veces (la rosa, querido, la rosa no) y que mi memoria no me falla, yo te puedo cantar hasta la última canción. Sí, y también que el beso contra las venecitass verdes, que tu padre "Hola señor", que no hacía frío porque por el calor, que el agua que arrojaste, y los cuerpos, y la fusión. Uno y te lo dije, uno por primera vez primera, después que a partir de mañana no hubo hoy, que al olvido y solo amigos, muy bien felicitado.
No me vengas con historias, no me vengas con reproches, si yo soy un círculo literario, si soy el infinito del mes de mayo no me digas que nada, porque existió, si lo contamos es porque existe, si existe es porque no lo abandonamos y si no lo abandonamos es porque renace cada vez que empiezo con el había una vez esta historia sin fin, y con el día que ya empezó de nuevo, como el cuento, como el calendario; pero basta ya de palabrerío, juguemos a aquello en lo que sé perder tan bien, acompañame de nuevo al rincón, repitamos con orgullo nuestra terrible pasión.

1 comentario:

steve 'O dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=sIjdnqWNHm4