Buscar en este blog

viernes, abril 01, 2011

Fire in the sky

Esta mañana cuando salí de mi casa, lo primero que me golpeó no fue ni el sol ni el cielo despejado, tampoco el viento. Fue el olor a humo. Y tiene sentido.

1 comentario:

Reptile dijo...

Me hiciste acordar a los días del humo en Buenos Aires, que no se podía respirar y no se veía nada.