Buscar en este blog

sábado, abril 02, 2011

Documento

Torbellinos de sangijuelas eléctricas,
cibernéticas,
digitales;
sanguijuelas de neón atraviesan
como una cuchilla
mis sentidos,
mi cuerpo
que revienta de un calor inferno-divino,
el de la santa que halló la luz,
del demonio arrepentido.
Como la muerte,
como la vida,
como las cintas de estrellas de la cabeza de la virgen María
y la homonimia
y la locura
y la herejía;
estupidez de los nombres,
María,
María.

1 comentario:

Reptile dijo...

M e e n c a n t ó !!!