Buscar en este blog

viernes, febrero 04, 2011

El dibujo es absolutamente adorable. Ese tipo de ilustraciones, esos monstruitos me dan mucha ternura.

Por otra parte, como decía un profesor mío "nada es original y no hay plagio sino homenaje". Sin ir más lejos, Bajtin decía que cada vez que uno emite un discurso está poniendo en él miles de cosas ya dichas, retomando palabras ajenas, contestándoles; rodeandose de vivencias propias y no, etc. De todos modos, creo que siempre queda algo por crear, aunque sea sobre lo ya creado. Aunque sea mera intervención.
Y creo que este juego es una de las tantas maneras de evitar que la capacidad creadora se pierda en el abismo del olvido. Good for us.

No hay comentarios.: