Buscar en este blog

sábado, enero 01, 2011

Jajaj qué genial lo de Grafitti.

Sí, me pasan cosas con ese libro, me pasan muchas cosas. De hecho, me pasó algo parecido -o no- con la calle Pola, allá por agosto de 2007 (lo leí en enero de ese año). Me bajé de un 182 en la avenida Olivera (a la que le falta una "i" para ser Horacio) y vi por ahí el cartel de la calle Pola, entonces creí que todo era muy injusto porque Pola me resultaba odiosa, porque yo también quería hacer muñequitos budú de jabón para librarme de mis penas y que mejor hubiera sido que en lugar de la coincidencia de esas dos calles, existiera una entre Olivera y Lucía (claro, me pasan cosas por ese libro porque ese nombre, también) o simplemente La Maga.
(encima me acaba de saltar una notificación de facebook de una foto de Rayuela)

Bueno, así inaguro mi nuevo año blogger, vaya cosa. Feliz año para vos también.

No hay comentarios.: