Buscar en este blog

martes, enero 11, 2011

Diario de un viaje ajeno II: Día 6

Sigo con insomnio, holy crap. Hoy fue un día demasiado caluroso y pesado. Lo lindo es que empecé a leer Un Mundo Para Julius, es muy adorable como todo lo de A.B.E.
Más allá de eso, trabajé, me compré 3 camisas a un precio preocupantemente bajo (y como se me cantó, fui caminando desde Plaza Italia a Pueyrredon, no es gran cosa, claro); anoche tuve una discusión muy greenpeaciana por Facebook con un individuo de 18 años, lo que me hizo sentir bastante infantil y bastante otrapersona, pero bueno, es fruto del insomnio y del verano. Hoy cenaré en lo de Tati, finalmente cerá una cena normal y quedarnos a dormir normalmente, aunque antes había otros planes, por decirlo de alguna manera.
Se me habían ocurrido muchas cosas para decir hoy, pero las olvidé. Viajé tres veces en el 55, viajé en el San Martín repleto e infernal, viajé en el 182, viajé en el subte D; viajé y viajé pero sin embargo, no viajaré hoy.

Anoche, entre delirios y estupideces, decidí que sería un gran plan abrir una feria americana. De hecho hasta pensé un nombre. Quizás comience vendiendo vía Facebook como un local virtual y luego la materialice. No sé, me entusiasma la idea. Quizás sea por la soledad y el verano; claramente son una mala combinación.
Ayer tuve un acceso de creatividad pero no tuve voluntad para levantarme a escribir, de todos modos seguro que escribiría esas estupideces que no puedo cesar de repetir, porque es pura literatura y blah blah.

Me pasa que últimamente tengo una manía molesta con decir cosas que no son verdades. Tergiversar la realidad. Y me refiero a circunstancias muy idiotas eh, totalmente innecesarias. Debería analizar el porqué, me siento en una regresión terrible e insoportable.
No queda mucho por decir, intenté llamar a Andy pero tiene el celular apagado, acabo de bañarme y en un rato me iré. Cenaré pizza.


11.1.11 (¡qué capicuidad!)



(me encanta el estilo poco poético que aplico en estas entradas. Bien por mi abandono momentaneo de la exageración lírica)

No hay comentarios.: