Buscar en este blog

lunes, noviembre 22, 2010

Primer aniversario


Gracias por este año de noviazgo Señor Cara de Patata, fue un año maravilloso, muy diferente a los anteriores que tuvimos, pero a la vez manteniendo esa confianza, camaradería (camaradería comunista ♥ ay) y por sobre todo, esa manera de saber que cada vez que alguno necesite descargar las iras contra el mundo, el dolor del alma, los nervios insostenibles, las penas desbordantes, el otro estará para abrazar, para besar, para terminar bañado en lágrimas (soy como Mirtle la llorona, pero me llamo Mery) y para intentar dar una solución a la crisis.
Si alguna vez supimos llamarnos amigos, luego no supimos como llamarnos y más tarde decidimos ser novios, hoy por hoy sé que somos todo eso. No es que una realidad pasada sea negada por la nueva, aniquilandola, no. Lo nuestro es una negación positiva, porque cada nuevo estado contiene el estado anterior, que ya fuimos, superandolo (momento Hegeliano del día). Y finalmente todo reaparece en la síntesis, en la que el principio no murió porque fue camino al estado mayor de finalización.
Cada vez que te miro veo en tus ojos, en tu rostro, en tus manos y en tu pecho las huellas de los momentos que vivimos antes de ser lo que somos, las guerras de talco, los tés en Canela, las películas malas (y las que fueron malas pero ahora son buenas), las películas inconclusas, los lunes por la mañana, el catálogo de besos y todo el resto que me cuesta inventariar, por enorme y por incomensurable.
Te amo gordo puto hermoso. ♥

No hay comentarios.: