Buscar en este blog

sábado, noviembre 20, 2010

medianoche café con whisky

A cada paso, aparece. Oportunidades, oportunidades, regalos soñados, caricias envueltas en papeles brillantes. Ah, siempre allí, presente la idea. Y no es que tenga miedo, no. Yo no temo lo que todos porque estoy segura de mí. Es mero antojo e incluso metido en el medio del resto de los antojos aparece. Y yo, aquí, sin poder hacer nada.

No hay comentarios.: