Buscar en este blog

martes, noviembre 16, 2010

Anécdota curiosa de libros usados

Quien relata esta anécdota se encontraba hoy por la mañana en un locutorio y cyber -aquel de la máquina de Nescafé- de la calle Puán al 400, del lado de la vereda impar, exactamente frente al edificio de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Se encontraba allí porque debía enviar un mail y realizar una llamada.
Aprovechando la situación, decide buscar en Mercado Libre un libro de Rubén Darío titulado "Prosas Profanas" que necesitaba para realizar una de las consignas del parcial sobre Modernismo. Oh, el libro estaba disponible y a diez pesos. Además, como muchos de los libros usados vendidos en internet, se retiraba en Caballito. Supuso la narradora que debería ir a retirarlo a Primera Junta o a Parque Rivadavia, como suele suceder. Dado que tenía horas libres el día de hoy entre clase y clase, estaba dispuesta a hacer la transacción en un lapso de no más de 5 horas a partir de la compra.
Llama entonces al vendedor y le explica la situación: estaba por la zona, tenía el dinero, quería el libro pronto. Pregunta horarios de atención y finalmente, lugar de encuentro.
Y responde el vendedor:
- Puán 480, es la Facultad de Filosofía y Letras, estoy en el puesto de planta baja...
¡Increíble! Comprado en internet en frente del lugar de retiro; comprado en internet cuando todos los días se pasa por el lugar de venta física del mismo; comprado por internet a aquel que muchas veces se le ha preguntado precios, consultado sobre libros agotados, etc etc. Quizás hasta comprado un libro previamente.
Son las nuevas distancias impuestas por la era de la informática: la inmediatez del cara a cara se ve paradojicamente obstaculizada, entre tanta banda ancha y datos volando por doquier.

No hay comentarios.: