Buscar en este blog

domingo, septiembre 26, 2010

la-la-la

Que después nadie venga con el caballo cansado, ni con los reproches cansinos.
Que nadie caiga con ningún reclamo, jamás. Ni con abrazos, ni con llamadas, ni con palabras ni con promesas ni con ironías hipócritas. La hipocresía a vos también se te volvió moda.

2 comentarios:

Reptile dijo...

Ufff, me siento demasiado identificada!
Que no vengan con caballos cansados, tal cual.

Carolina Vianco dijo...

Una de las peores cosas que he visto en mi y en los otros, que se me haga costumbre y cotidiano justamente lo que detesto, quizás por esa manía insoportable de "si no puedes contra ellos úneteles "CaroVianco".