Buscar en este blog

viernes, septiembre 17, 2010

Amar la trama más que el desenlace

Cuestiones como esa, la de ver y saber apreciar el mientras y no vivir dando vueltas una y otra vez sobre el hasta son las que uno aprende cuando los años pasan, cuando te preguntás ¿Qué estaba haciendo yo? y comprendés que si vas un poco -quizás un poco mucho- hacia atrás, hay cosas imperecederas y bellas que jamás merecerán ser quemadas. Hay mucha trama dulce, más allá de todo desenlace.

No hay comentarios.: