Buscar en este blog

sábado, agosto 07, 2010

Sand

De toda la razón que no te doy, te doy un poco la razón en un pequeño punto. Y aunque en este planeta las razones importen poco, casi tan poco como LA razón en sí; quedó un grano de arena en el platillo que alguna vez tuvo todos y de repente no tuvo ninguno.
Bueno, ese granito de arena es la razón que no te doy pero te doy. Y no me explico, I know. Pero es entretenido.

No hay comentarios.: