Buscar en este blog

jueves, julio 22, 2010

You're doing it wrong

Hubo un día en que todo se puso naranja e incoherente. Ese día fue alguno perdido entre los siglos de los siglos sin el amén, que se repite hasta el hartazgo frente a cualquier situación de avance. Y no se detiene la lucha estúpida carente de fundamentos, usando argumentos que en sí mismos se contradicen.
Una obra de teatro que pretende ser seria y se vuelve paródica. El espiral infinito que muestra lo más patético de los pataleos de un mal perdedor que no se resigna a haber sido derrotado en todo ámbito, y con claras razones.
No sé que prefiero, que causen ira o risa. Ya son manchas y manchas, pruebas y pruebas que demuestran que los únicos que no paran de equivocarse son ellos. Dar testimonio en contra de sí mismos es ridículo. Y más aún es creer que en realidad, están haciendolo bien.

No hay comentarios.: