Buscar en este blog

lunes, julio 05, 2010

Unos avanzamos, otros quedan en el mismo lugar

Exactamente fue ayer la fecha en que lloré letritas incoloras, pero no el ayer ayer sino otro ayer un poco más atrás. Y después el desbarranco masivo, de todos y todas, de todxs.
La claridad, qué doloroso fue comenzar a parirla. La certeza cruel de saber que estaba muriendo algo. Nacimiento, muerte, todo en el mismo instante y nos sorprende, como si parir el fin fuera paradójico, como si al nacer no estaríamos comenzando a morir al fin y al cabo.

Pero tanto tratamiento en vano, pero toda esa calesita rota que al final se arregló bajandome yo de ella, solo sirvió para que, a la lejanía, comprendiera que no estaba equivocada. Por una vez, para todo el resto del tiempo giraquetegira.
Llega un momento en que todo es evidente. Los días nos enseñan que hay seres activos, que hay seres inertes. Que algunos transitamos los años, pero que otros son, tristemente, transitados por ellos.

No hay comentarios.: