Buscar en este blog

viernes, julio 02, 2010

Laughing out loud

La alegría por simplemente haber estado por sobre la raya me da risa. ¡Ah! Esos festejos patéticos, luego de años de esfuerzo, jamás estarán cerca del haber logrado lo propuesto, lo tan ansiado, de la manera perfectamente deseada. La mediocre alegría es sólo para los que han siempre vivido ahí, en el límite. Los que siempre han ganado, pero pobremente. Es como ir a penales luego de un empate deprimente, como andar siempre arañando el metro pero nunca superanrlo. Estar acostumbrados al menor logro es peligroso. Los conformistas justamente se amoldan, buscan minas de plata para poder creerse oro. Pero en la vida real, en el día a día, en la calle que a todos pertenece, jamás serán más que carbón.

No hay comentarios.: