Buscar en este blog

miércoles, julio 14, 2010

Absolutamente incoherente.

El frío se mueve con nosotros, alta velocidad de avenida. Los caños, congelados, brillan más. Como si fueran a retorcerse sobre uno...
Y el tapizado y la gente y los carteles - se apelotonan en el tiempo que pasa. La luz que entra y se va de repente, pregunta si alguien queda allí que sepa hacia donde vamos. La velocidad parece mortal. La ve. No la ve porque quedó ciega.
Y los vivos y los muertos y las calles ahora son otras -nos perdimos o nos quieren secuestrar. Es un loco y nos quiere matar.
Ah, revolución francobolchevique. El hilo se enredó. En las sábanas. En la pasta chocolatosa. Mis piernas, tus manos, el frío se mueve con nosotros, alta velocidad de avenida.

Ah.

No hay comentarios.: