Buscar en este blog

miércoles, diciembre 23, 2009

La veo casi como un demonio.

Me acuerdo cuando no era esto. Era lo que no quiero ser y a la vez, era más libre. Feliz. Era chica y no entendía o no me importaba. Porque todas eramos iguales y si no lo eramos, ¿Qué mas daba?.
Con el tiempo fui entendiendo lo que antes no entendía. Que si no había pan ni torta para mi, era porque justamente, eso parecía sobrarme. Y de pronto, no sé, justo en el momento en que ya no lo necesitaba, era como las demás. Pero ninguna supo que distinta. Al principio yo tampoco lo supe. Con el tiempo y las miradas clavadas, con los años y las palabras taladrandome, comprendí que había sido distinto.
Todo eso de lo que en el pasado había querido hacer mi hogar, lo terminó siendo. Todo eso que tanto espanto les había causado, se disparó hacia otro lado (e incluso un poco hacia el mismo), y al fin y al cabo, cuando toqué las puertas del cielo (¿o era el infierno?) ya se habían olvidado de todo eso que en mi memoria había quedado marcado.
Estaba en la palma de mi mano ser esta cosa. Que no es ni A ni B ni a rose. Tampoco es Abril.
¿Qué es esto? Algo.
Y yo recuerdo cuando no lo era, bah, cuando no lo era como lo soy hoy.
Podría buscar culpables, hay un par. Hay un abrazo y unas palabras que no me olvido más. Pero más allá de ese pequeño detalle que hoy me constituye y atormenta, hay un más allá que no puedo ignorar.
Era y soy una cosa, si. Pero una otra cosa.
Sin embargo, sé que tengo mi lugar en el mundo. Recuerdo el momento justo en que descubrí que lo había encontrado. Recuerdo donde estaba sentdada, la calidez de la noche, las estrellas. Qué ironía, o tal vez no, que ese lugar siga estando tan cerca a mí. Hoy más que nunca. En la palma de mi mano, también marcado.
Uno se acostumbra. Al principio no entiende y es feliz. Despues comprende y sufre. Al final es inercia. Inercia que a veces trae sonrisas y otras veces lágrimas. Esas que nos cuesta determinar de donde salen, porque vienen de la inercia que ya no reconocemos. Y sin embargo ahí estan.
Yo, esta cosa sometida a la inercia. A esta peculiar inercia.

No hay comentarios.: