Buscar en este blog

domingo, noviembre 01, 2009

Mi ego va a estallar, allí donde no estás...

Otra vez domingo, la cabeza que me explota. A veces me parece que debería dormir todo el día en situaciones como este. Pero me cuesta estar tirada en la cama, abro los ojos y no paro de pensar. Pensar no es bueno, no siempre es bueno, mejor dicho. Me cuesta no unir puntos distantes con caminos retorcidos, siempre llego a las mismas respuestas falaces, por más extrañas que parezcan. Es que tengo una lógica poco común. Tiendo a adaptar lo observado a las respuestas que creo posibles, por más venenosas que sean, y gracias a eso termino mareada, termino enojada, termino frustrada.
Por eso, a veces debería dormir. Pero no despertarme hasta que sea lunes y la cabeza deje de dolerme. Y en caso de despertarme, no pensar.
Y en caso de pensar, no construir falacias. Nada de afirmación del consecuente, por dios. Nada de eso, please.

No hay comentarios.: